¿Las criptomonedas han ayudado a Venezuela a evadir las sanciones de EE. UU.?

Este artículo fue escrito por Unidad de Investigación de Venezuela y originalmente publicado por Insight Crime en julio 31, 2019. Se reproduce aquí bajo CC BY-NC 3.0.

Venezuela está cobrando sus tasas aeroportuarias mediante una aplicación que convierte el dinero en bitcoins, una muestra del uso continuado de criptomonedas en el país para evadir las sanciones de Estados Unidos.

Desde febrero de 2018, el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar (el más importante del país), ubicado a 30 kilómetros de Caracas, exige a las aerolíneas que paguen los servicios de operación mediante una aplicación llamada Jetman Pay, según ABC International. Esta aplicación convierte las tarifas aeroportuarias en Bitcoin, lo cual permite hacer transferencias a casas de cambio internacionales en Hong Kong, Rusia, China y Hungría. Allí se convierten en dólares y se depositan en cuentas a nombre del gobierno venezolano.

De esta forma, el régimen venezolano intenta acumular reservas en moneda extranjera desafiando las sanciones estadounidenses.

Adicionalmente, Jetman Pay es propiedad de BCDA Aeronautical Solutions, firma registrada en Florida, la cual cobra dos por ciento de las tasas cobradas de esta forma en el aeropuerto, según los contratos de servicios a los que accedió ABC, lo que significa que una firma estadounidense estaría ayudando a Venezuela a evadir las sanciones.

Este no es el único caso en el que Venezuela recurre a las criptomonedas, divisas digitales reguladas mediante técnicas de encriptado, independientemente de un banco central. A comienzos de 2018, el presidente Nicolás Maduro lanzó una moneda digital respaldada con petróleo, que denominó petro. En esa época, el diputado venezolano Andrés Eloy Méndez exaltó la divisa como un instrumento clave para evadir el “bloqueo comercial y financiero” impuesto por Estados Unidos.

El Tesoro de Estados Unidos respondió prohibiendo a ciudadanos estadounidenses que compraran el petro, y describió la divisa como “otro intento de apoyar el régimen de Maduro, mientras se siguen saqueando los recursos del pueblo venezolano”.

Análisis de InSight Crime

Aunque la administración de Maduro sigue considerando las criptomonedas como un mecanismo útil para burlar las sanciones estadounidenses, el uso continuado de Bitcoin en el cobro de tasas aeroportuarias en Venezuela indica que las criptomonedas internacionales, como bitcoin, están resultando más útiles que el petro.

“Cada moneda depende de la confianza […] Venezuela y sus representantes de gobierno no son dignos de confianza, de modo que cualquier cosa que creen puede ser manipulada más adelante”, declaró a BBC Mundo Rodrigo Andragnes, director ejecutivo de la organización no gubernamental Bitcoin Argentina.

Señala que el petro ya ha sido manipulado. En sus inicios su único respaldo era el petróleo, pero ahora está ligado de manera más vaga a todos los recursos del subsuelo venezolano.

Otro resultado del experimento del petro es que puede haber permitido que Venezuela desarrollara el conocimiento y las instituciones necesarias para aprovechar las oportunidades que ofrecen otras criptomonedas. Aunque usa bitcoins, la estructura de las tasas aeroportuarias está coordinada por la Superintendencia Nacional de Criptoactivos y Actividades Conexas (Sunacrip), organismo creado para administrar la distribución del Petro.

En público, Maduro sigue proclamando su confianza en el Petro. En julio de 2019, ordenó al Banco Central de Venezuela que aceptara transacciones en la criptomoneda, y anunció planes para distribuir un millón de “Petro carteras” entre los venezolanos.

Pero estos usos domésticos no tienen nada que ver con la misión original del petro como divisa internacional libre de los controles estadounidenses. El petro no se negocia en casas de cambio internacionales de criptomonedas, una señal clara de su falta de tracción global. Por ahora parece sobrevivir solo porque los venezolanos están obligados a pagar sus impuestos sobre la tasa del petro.

Incluso Rusia, el aliado más importante de Venezuela, parece haber perdido la fe en la moneda. Luego de intentos iniciales de usar el petro para el comercio entre ambos países, ahora están volviendo al rublo. En marzo de 2019, el Tesoro de Estados Unidos sancionó al banco ruso Evrofinance Mosnarbank por haber ayudado a financiar el petro, la única vez que se ha asociado una firma extranjera a la nueva criptomoneda.

Este artículo fue escrito por Unidad de Investigación de Venezuela y originalmente publicado por Insight Crime en julio 31, 2019. Se reproduce aquí bajo CC BY-NC 3.0.

Los nexos criminales de los nuevos jefes militares de Maduro en Venezuela

Este artículo fue escrito por Unidad de Investigación de Venezuela de Venezuela y originalmente publicado por Insight Crime en julio 17, 2019. Se reproduce aquí bajo CC BY-NC 3.0.

El presidente Nicolás Maduro ha anunciado cambios en la cúpula militar de Venezuela, mediante una serie de nombramientos que parecen recompensar la lealtad al régimen y promueven figuras que han sido señaladas de complicidad criminal y participación en la represión estatal.

Los anuncios se hicieron el 7 de julio en una ceremonia militar en Caracas. Maduro reeligió a Vladimir Padrino López como ministro de Defensa, lo que demuestra que sigue considerando que Padrino López es vital para mantener sus relaciones con los militares, a pesar de los rumores de los vínculos de este último con la fallida sublevación de la oposición del pasado 30 de abril de 2019.

A continuación, InSight Crime analiza los antecedentes y posibles vínculos criminales de los nuevos jefes militares de Venezuela:

Alexis Rodríguez Cabello, comandante del Ejército

Rodríguez Cabello ha sido un viejo aliado de la Revolución Bolivariana, y participó en el fallido golpe de Estado de Hugo Chávez en 1992. Continuó siendo una figura clave en los altos mandos del Ejército durante la administración de Nicolás Maduro, ejerciendo como director de la principal dependencia militar de la capital entre 2017 y 2019.

Según Rocío San Miguel, experta en asuntos castrenses venezolanos y directora de la ONG Control Ciudadano, el nombramiento de Rodríguez Cabello como comandante del Ejército es “una clara concesión al poder ejercido por Diosdado Cabello Rondón”, presidente de la polémica Asamblea Nacional Constituyente, organismo creado en 2017, y jefe del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Ambos se graduaron al mismo tiempo de la escuela militar y se cree que son primos.

Diosdado Cabello es una figura central en el gobierno venezolano, considerado como el segundo al mando de Maduro. Se encuentra sancionado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos por actividades como tráfico de drogas, lavado de dinero y malversación de fondos públicos. Las investigaciones en torno a su actividad criminal indican que utiliza su influencia en los nombramientos militares para salvaguardar las operaciones de sus redes de poder y actividades criminales, que operan al interior de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) de Venezuela.

Rodríguez Cabello sucede a Jesús Suárez Chourio, cuya salida se puede deber a los rumores de su participación en el fallido levantamiento de la oposición el 30 de abril. Como jefe militar del Distrito Capital en ese momento, Rodríguez Cabello fue uno de los primeros comandantes militares en condenar el levantamiento y afirmar su lealtad inquebrantable a Maduro.

Manuel Bernal Martínez, comandante de la milicia

Bernal Martínez es otro “chavista original” que participó en el intento de golpe de Estado de 1992, lo que confirma que el gobierno de Maduro está premiando las viejas lealtades. En 2014, Bernal fue director del temido Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) de Venezuela.

Como director del SEBIN, Bernal Martínez estuvo detrás de la sangrienta respuesta a la marcha liderada por el abanderado de la oposición, Leopoldo López, el 12 de febrero de 2014. Las fuerzas especiales del SEBIN, junto con miembros de las tropas de choque paramilitares conocidas como “colectivos”, abrieron fuego contra los manifestantes, lo que dejó como resultado dos personas muertas.

Más tarde, el jefe del contingente del SEBIN y otros funcionarios del servicio testificaron que estaban allí siguiendo órdenes de Bernal Martínez, aunque este ha negado que hubiera dado la autorización. Como consecuencia de dichos asesinatos, Bernal Martínez recibió sanciones de Estados Unidos por violaciones a los derechos humanos. Fue destituido de su cargo en el SEBIN, pero continuó siendo nombrado en altos cargos militares.

En 2018 fue nombrado comandante de la principal dependencia militar de la región de los Andes. Ese mismo año fue incluido en una lista de funcionarios venezolanos sancionados por el gobierno de Panamá por representar “un alto riesgo de blanqueo de capitales y financiación del terrorismo y la proliferación de armas de destrucción masiva”.

Fabio Zavarce, comandante de la Guardia Nacional Bolivariana

Antes de su nombramiento como comandante de la GNB, Fabio Zavarce se desempeñaba como jefe del distrito militar occidental. En opinión de San Miguel, su promoción representa, “por un lado, la presencia de uno de los grupos más poderosos dirigido por Néstor Reverol, ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, por otro lado, un premio a su lealtad en la criminalización de la protesta en Venezuela”.

Fabio Zavarce es un aliado cercano de Néstor Reverol, una de las figuras que se cree que ejerce más poder velado en la administración Maduro. Al igual que Diosdado Cabello, Reverol ha sido identificado como miembro del “Cartel de los Soles”. Estados Unidos lo acusó por tráfico de drogas en los años 2015 y 2017, y fue mencionado por Hugo Carvajal, el exjefe de inteligencia venezolano, como una piedra angular de las operaciones de narcotráfico de la FANB venezolanas. Este nuevo nombramiento de Zavarce asegura la influencia de Reverol a través de la GNB. Zavarce además podría tener vínculos personales con el narcotráfico. Su nombre apareció en la lista de colaboradores militares que entregó el narcotraficante convicto Walid Makled en 2011.

Además, Zavarce ha demostrado estar dispuesto a participar en la represión estatal. Como jefe del Comando Regional de la GNB en Caracas, dirigió la violenta respuesta de la unidad ante las protestas de la oposición el 12 de febrero de 2014. También han surgido videos en los que abraza al líder del conocido colectivo “La Piedrita”, lo que demuestra su afiliación con estos grupos criminales armados cercanos al gobierno. Zavarce fue sancionado por Estados Unidos en 2018 por represión de manifestaciones, y fue incluido en la lista de Panamá de funcionarios venezolanos castigados por presunta relación con lavado de dinero y terrorismo.

Este artículo fue escrito por Unidad de Investigación de Venezuela de Venezuela y originalmente publicado por Insight Crime en julio 17, 2019. Se reproduce aquí bajo CC BY-NC 3.0.

Exjefe de inteligencia devela eslabones del crimen organizado en gobierno de Venezuela

Por segunda vez en seis meses, un exjefe de los servicios de inteligencia de Venezuela hace importantes revelaciones sobre los nexos de la administración del presidente Nicolás Maduro con el crimen organizado.

El general Manuel Ricardo Cristopher Figuera fue el más alto oficial venezolano que desertó durante el fallido levantamiento de la oposición el 30 de abril de 2019. Christopher Figuera posteriormente huyó a Estados Unidos, donde habló con el Washington Post sobre la rampante criminalidad interna que, según dice, lo convenció de apartarse del gobierno de Maduro.

Durante seis meses se desempeñó como jefe del famoso Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), lo que le permitió hacer parte del círculo íntimo de Maduro y tener conocimiento de los secretos de colusión criminal y corrupción que el régimen guardaba con el mayor celo.

Muchas de sus declaraciones repiten lo dicho antes por el general Hugo Carvajal Barrios, otro exjefe del SEBIN, quien se pronunció en febrero sobre los nexos de Maduro con el crimen organizado.

A continuación, InSight Crime analiza algunas declaraciones claves de la entrevista concedida por Christopher Figuera:

1. “Entendí que Maduro es la cabeza de una empresa criminal. Su propia familia está involucrada”.

Una oscura red de narcotráfico, conocida como el “Cartel de los Soles” está profundamente incrustada en el ejército venezolano, e implica a oficiales de los más altos rangos de la administración de Maduro, e incluso a la familia del presidente.

En 2016, los sobrinos de la esposa de Maduro fueron condenados por conspiración para importar ilegalmente 800 kilogramos de cocaína a Estados Unidos, suministrados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Christopher Figuera declaró al Washington Post que también obtuvo información de inteligencia que implica al hijo de Maduro, Nicolás Maduro Guerra, en una empresa que se dedica a la explotación de oro. “Había establecido un monopolio comprando oro de mineros artesanales al sur del país a precios de vaca flaca, para venderlo a precios elevados al Banco Central”. El exjefe de inteligencia alega que recibió advertencias para no seguir la investigación. Cuatro días después de la entrevista de Figuera, Nicolás Maduro Guerra fue sancionado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos por su participación en la “ilegítima” Asamblea Nacional Constituyente.

“El régimen de Maduro se basó en elecciones fraudulentas, y su círculo íntimo vive del lujo de las ganancias de la corrupción, mientras que el pueblo venezolano sufre”, dijo el secretario del Tesoro Steven Mnuchin. “Maduro confía en su hijo Nicolasito […] El Departamento del Tesoro continuará atacando a los familiares y personas cómplices del régimen ilegal que se benefician de la corrupción de Maduro”, dice la sanción.

2. “El ministro de Industrias está implicado. El ministro de Finanzas está implicado. El presidente del Banco Central está implicado”.

Christopher Figuera hizo una lista de importantes funcionarios venezolanos implicados en esa “empresa criminal” manejada desde el Estado.

En particular, Christopher Figuera mencionó al ministro de Industrias y ex vicepresidente Tareck El Aissami, y denunció su participación en lavado de dinero. El Aissami ya es objeto de una sanción en Estados Unidos por coordinar envíos de droga desde pistas de despegue y puertos venezolanos, destinados a clientes de carteles, como el mexicano Los Zetas. Las declaraciones del narcotraficante Walid Makled en 2010 afirman que El Aissami ha sido el enlace de grupos guerrilleros colombianos y los agentes del grupo militante libanés Hezbollah en Venezuela, señalamiento que fue corroborado por Carvajal.

Otros funcionarios señalados en el testimonio de Figuera son el ministro de Finanzas, Simón Zerpa, y el presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), Calixto José Ortega Sánchez. Zerpa es actualmente objeto de sanciones estadounidenses como sospechoso de haber participado en el colosal caso de corrupción asociado con Petróleos de Venezuela (PDVSA). Ortega está implicado en denuncias de que el BVC ha ayudado a mantener a Maduro en el poder facilitando las ventas de oro ilegal.

3. “Descubrí que los casos de narcotráfico y guerrilla no debían ser tocados”.

Christopher Figuera habló de su angustia por las detenciones arbitrarias ejecutadas por su departamento e insistió en que las investigaciones por colusión criminal genuina eran obstruidas en las más altas esferas del Gobierno.

Dijo que obtuvo informes de inteligencia “que indicaban que grupos irregulares estaban operando en Venezuela bajo el brazo protector del Gobierno, entre ellos miembros del grupo guerrillero colombiano ELN (Ejército de Liberación Nacional), activo en áreas mineras en el sur del departamento de Bolívar, prometiendo proveer una primera línea de defensa en caso de una invasión a Venezuela”.

También agrego que “Hezbollah tenía operaciones en Maracay, Nueva Esparta y Caracas, aparentemente ligado a negocios ilícitos para financiar operaciones en el Medio Oriente”.

El ELN ha tenido una rápida expansión en Venezuela y participa en un gran número de actividades criminales, como narcotráfico, minería ilegal, extorsión y contrabando. El ELN hace parte de un panorama más amplio de grupos armados irregulares que sostienen el gobierno de Maduro. Estos incluyen la organización guerrillera venezolana Fuerzas Patrióticas de Liberación Nacional (FPLN) y las tropas de choque paramilitares conocidas como “colectivos“.

4. “[Iris Varela] dijo que tenía entrenados a varios prisioneros […] Que ella era su comandante”.

El exjefe de inteligencia también describió una reunión en la que la ministra del Servicio Penitenciario Iris Varela exigía 30.000 rifles para crear un ejército privado de convictos. La medida era en respuesta a la amenaza de una supuesta intervención militar extranjera en Venezuela.

En entrevista con InSight Crime, Varela negó estás afirmaciones: “No sabía que ese señor era un mitómano. Creo que él [Christopher Figuera] está justificando con esas declaraciones los recursos que le dieron para que saltara la talanquera. ¿Sabes cuántas armas he decomisado en las prisiones que he cerrado desde mi llegada a este ministerio? Muchas, miles de armas de todos los calibres. Y todas las he entregado. Entonces, si yo estoy haciendo eso qué necesidad tengo de ir a pedir nada. Si quisiera armas, tendría bastante con esas”.

Varela también rechazó la supuesta creación de un ejército personal de presos. “Hacer eso sería como decir que yo [Varela] estoy formando aquí un Gobierno paralelo y eso no es así. Yo respeto muchísimo la Constitución, lo que él [Christopher Figuera] no hizo”, aseguró. 

Sin embargo, Varela admitió estar dispuesta a recurrir a los presos para defender Venezuela en caso de una incursión militar extranjera. “Lo que yo sí estoy clara es que, independientemente de la situación jurídica que tenga cualquier venezolano, eso no es óbice para que salga a defender la patria a la hora de una agresión extranjera”, dijo la ministra a InSight Crime.   

“Si ellos nos amenazan con 5.000 marines, nosotros tenemos a 45.000 privados de libertad. No 30.000, y ahí corrijo a este idiota [Christopher Figuera]”, agregó Varela.

Aunque la deserción de Christopher Figuera no estimuló la respuesta masiva de militares que la oposición esperaba, sus declaraciones confirman otros señalamientos de alto nivel sobre el rol del crimen organizado en el Estado venezolano.

Este artículo fue escrito por Unidad de Investigación de Venezuela y originalmente publicado por Insight Crime en julio 8, 2019. Se reproduce aquí bajo CC BY-NC 3.0.

Del Apagón En Venezuela Al Apagón En Suramérica.

El pasado 7 de marzo de 2019, Venezuela sufrió uno de los apagones eléctricos más extensos y dramáticos de la historia, acentuando la crisis política, social y económica que ya vive el país.

Imágenes satelitales. Antes y después del apagón de Venezuela del pasado 7 de marzo de 2019. / NASA / Public Domain

Aunque Nicolás Maduro ha señalado que la interrupción del servicio fue producto de una hackeo cibernético realizado desde Estados Unidos, voceros de la oposición venezolana y especialistas del tema, han indicado que la falta de mantenimiento e inversión, son las principales causas del problema eléctrico que hoy vive el país.

A pesar de ello, el gobierno bolivariano ha decidido iniciar un plan de racionamiento eléctrico nacional que incluye a Caracas, sometiendo a la población a cortes promedios de 8 a 12 horas semanales, siendo el Zulia uno de los estados más afectados donde se han reportado interrupciones del servicio eléctrico de hasta 120 horas por semana.

Esta situación que se ha traducido en pérdidas millonarias para el aparato productivo nacional, también está perturbando el día a día de la población, que con los cortes programados tiene más problemas para acceder a servicios básicos como agua, comida, transporte y comunicación, empeorándose con creces la vida del venezolano.

Sin embargo, el racionamiento eléctrico es solo la punta del Iceberg de esta tragedia social, pues la economía venezolana que tiene más de 5 años en recesión, pudiera llegar según datos del FMI a más de 10.000.000% de inflación a final de año, lo que sin duda profundizaría gravemente la crisis social del país petrolero.

Si bien, el pasado 30 de abril Juan Guaidó, presidente de la asamblea nacional y líder actual de la oposición venezolana dirigió lo que sería el capítulo final de la Operación Libertad para cumplir con el objetivo del cese a la usurpación, el resultado fue fallido, quedando del intento de golpe al menos 5 personas fallecidas, más de 50 heridos y un centenar de detenidos, entre ellos el diputado Edgar Zambrano.

Aunque el líder derechista tiene el respaldo de la mayoría de los países de la comunidad internacional con Estados Unidos a la cabeza, en las últimas semanas los gobiernos de China, Rusia, Cuba e Irán, han dado apoyo político, económico y militar a Nicolás Maduro, complicándose la resolución de la crisis política venezolana.

Este escenario que, según algunos analistas, pudiera estar reavivando una nueva guerra fría, involucraría directamente a países del sur, quienes tendrían que prepararse para recibir un mayor número de inmigrantes venezolanos, pero al mismo tiempo, a disponer de sus ejércitos y presupuestos en caso de una posible conflagración bélica que coloque en riesgo su soberanía nacional.

Pese a que Washington y Moscú han dicho que abogan por una resolución pacífica del conflicto venezolano, lo cierto es que ninguno de los países descarta la asistencia militar, pues ya ha quedado claro que ambas potencias tienen marcados intereses políticos y económicos en Suramérica para seguir con la hegemonía mundial.

Ante esta disputa silenciosa que tienen los representantes del mundo por controlar el poder, los apagones eléctricos en Venezuela siguen desplazando poco a poco a sus habitantes, quienes ahora tienen problemas con el abastecimiento de gasolina, agua, gas doméstico e incluso el servicio de telefonía e internet.

En Venezuela pareciera estar gestándose una hecatombe social, que
seguramente tendría un gran impacto negativo para algunos países de Suramérica. Mientras esto sucede, quienes tienen la potestad de acordar resoluciones que garanticen la vida de los venezolanos, parecieran no tomar las decisiones acertadas.

¿Acaso se está comprometiendo las generaciones futuras por intereses personalistas? ¿Son los apagones en Venezuela una advertencia a un eventual apagón económico y social para Suramérica en los próximos años? ¿Qué se está esperando para resolver el conflicto social venezolano? ¿Cuánto más esperar?

Este es un artículo invitado escrito por Rafael Duarte. Él es Critico de Cine en Venezuela, Licenciado en Educación Mención Filosofía (UCAB) y Magistrer en Estudios Sociales y Culturales (ULA), además escritor de la Revista SIC. Si está interesado en escribir un artículo para El Hemisferio, envíe un correo electrónico a elhemisferioblog@gmail.com.

Transcripción: Carta de Embajador Vecchio Solicitando Apoyo de los Militares de los Estados Unidos

El siguiente es el texto de la carta enviada al Comandante del Comando Sur de los Estados Unidos, el Almirante Craig Faller, del Embajador de Venezuela en los Estados Unidos, Carlos Vecchio, con fecha del sábado 11 de mayo de 2019:

Estimado Almirante Faller:

Me dirijo a Ud. por instrucciones del Presidente Interino de Venezuela, Juan Guaidó, quien me pide comunicarle que el Gobierno Interino agradece y recibe el apoyo de los Estados Unidos y confirmarle nuestra disposición para comenzar las conversaciones respectivas a la cooperación que ha sido ofrecida por su comando.

Como Ud. sabe, las condiciones en Venezuela empeoran, como consecuencia del régimen corrupto, incompetente e ilegítimo del usurpador Nicolás Maduro, las cuales trágicamente, tienen consecuencias sobre la seguridad nacional en Venezuela, así como en los países vecinos. Igualmente preocupante es el impacto de la presencia de fuerzas extranjeras no invitadas que ponen a nuestro país y a otros en riesgo.

Acogemos con beneplácito la planificación estratégica y operativa para que podamos cumplir con nuestra obligación constitucional con el pueblo venezolano, con la finalidad de aliviar el sufrimiento de nuestro pueblo y restaurar nuestra democracia.

Estamos agradecidos con los Estados Unidos por su Amistad, resolución y disposición para apoyar nuestros esfuerzos continuos para colocar a los venezolanos en primer lugar y esperamos una planificación y coordinación fructíferas.

Por consiguiente, solicito respetuosamente una reunión entre el Comando Sur de los Estados Unidos y los miembros apropiados del Gobierno Interino del Presidente Guaidó.

Atentamente,
Carlos A. Vecchio


Embajador de la República Bolivariana de Venezuela
Ante los Estados Unidos de América

Guaidó Returns To Venezuela Ahead Of Protests

Juan Guaidó landed at the Caracas airport Monday morning ahead of planned opposition protests in the capital and throughout Venezuela.

In a tweet, Guaidó said he was able to get through immigration, apparently avoiding confrontation with government officials.

The opposition leader was greeted at the airport by a crowd of supporters. According to CNN, thousands of supporters gathered in Plaza Alfredo Sadel waiting for Guaidó.

Yesterday, Guaidó warned that there would be consequences if government officials attempted to arrest him.

“If the usurper and his accomplices dare to try to hold me, we have left a clear route, with clear instructions to follow by our international allies and brothers of Parliament,” tweeted Guaidó on Sunday.

United States National Security Director, John Bolton, tweeted out support for Guaidó and reiterated the US’s support.

“Venezuelan Interim President Juan Guaido has announced his planned return to Venezuela,” tweeted Bolton. “Any threats or acts against his safe return will be met with a strong and significant response from the United States and the international community.”

Guaidó is the leader of the democratically elected National Assembly. More than 50 countries recognized him as the interim president of Venezuela after Nicolás Maduro refused to hold new presidential elections.

US Sanctions Five More Venezuelan Officials

On Friday, February 15, the United States imposed additional sanctions on key government officials in Venezuela as part of its continued support for Juan Guaidó. The move comes less than three weeks after President Donald Trump imposed sanctions on PDVSA, the Venezuelan state-owned oil company.

“The United States remains steadfast in its support of Venezuelan Interim President Juan Guaido, the transitional government, and the Venezuelan people,” said Robert Palladino, the deputy spokesperson for the US Department of State, in a press statement. “We will continue to use the full weight of U.S. economic and diplomatic power to press for the restoration of Venezuelan democracy.”

Last month, the United States recognized Guaidó, the leader of the National Assembly, as the interim president of Venezuela. Many Latin American and European countries have followed suit.

“While the United States is holding certain officials responsible for their actions repressing the Venezuelan people and subverting their democracy,” Palladino explained, “we reiterate our calls for the recognition of Juan Guaido as Interim President and call on all Venezuelan officials, including military and security forces, to help return Venezuela to the democratic country its citizens demand and deserve.”

Last month a high ranking air force general was the first to defect from the Maduro regime to support Guaidó.

In a press release, the Treasury Department lists five Venezuelan officials targeted by the new sanctions: the head of the Venezuelan National Intelligence Service, Manuel Ricardo Cristopher Figuera, and the First Commissioner, Hildemaro Jose Rodriguez Mucura; the Commander of Venezuela’s Directorate General of Military Counter-Intelligence, Ivan Rafael Hernandez Dala; the Director of the Venezuelan National Police’s Special Actions Force, Rafael Enrique Bastardo Mendoza; and the President of PDVSA, Manuel Salvador Quevedo Fernandez.

“Treasury continues to target officials who have helped the illegitimate Maduro regime repress the Venezuelan people.  We are sanctioning officials in charge of Maduro’s security and intelligence apparatus, which has systematically violated human rights and suppressed democracy, including through torture and other brutal use of force,” said Treasury Secretary Steven Mnuchin.  “We are intent on going after those facilitating Maduro’s corruption and predation, including by sanctioning the President of PdVSA and others diverting assets that rightfully belong to the people of Venezuela.”