Recientes pruebas de audio reveladas por el IDL-Reporteros implican al Vicepresidente de Ecuador Jorge Glas en el masivo escándalo de corrupción de Odebrecht. Jorge Glas fue elegido Vicepresidente en 2013 con el Presidente Rafael Correa y nuevamente en 2017 con el Presidente Lenin Moreno.

La conversación tuvo lugar en julio de 2016 entre José Conceiçao, director de Odebrecht en Ecuador de 2010 a 2016, y Carlos Pólit, Contralor General de Ecuador de 2007 a 2017. En la grabación, Conceiçao dice

“Jorge Glas me había pedido plata para todos los contratos. Pedía.”

Las grabaciones se dan después de que varias personas cercanas al Vicepresidente Glas fueron arrestadas por cargos de corrupción relacionados con Odebrecht. Ricardo Rivera, tío de Glas, y Tomislav Topic, director general de Telconet, son acusados de delitos relacionados con el caso Obebrecht.

El 25 de julio, el Vicepresidente Glas dijo a periodistas que no sabía sobre los crímenes de su tío.

“No, en absoluto. No tengo ningún conocimiento sobre las relaciones entre Topic y Ricardo Rivera, pero para eso son las investigaciones y tiene que investigar con todas las fuerzas la Fiscalía General.”

Ese mismo día, la oficina del fiscal de la unidad de transparencia y anticorrupción ordenó a Glas presentarse el 9 de agosto para dar una declaración relativa al caso de corrupción contra Rivera y Topic.

El 1 de agosto, después de que las grabaciones de audio entre José Conceiçao y Carlos Pólit se hicieran públicas, Glas declaró que es inocente y acusó a la oposición política de atacarlo sin pruebas.

“Basados en una estrategia de linchamiento mediático y feroces ataques de la oposición política se ha buscado destruir mi honra y la de mi núcleo familiar, por lo que exijo respeto y rigurosidad en el manejo de la información. Será el sistema de justicia el que de forma independiente actúe como corresponde a un Estado de derecho.”

Más tarde ese mismo día, Glas anunció que había otra grabación de audio entre los funcionarios de Odebrecht y él. Sin embargo, Glas reiteró su inocencia. El Vicepresidente también declaró que los investigadores deben determinar si alguien estaba usando su nombre, con la implicación de que estaba siendo enmarcado.

El Vicepresidente también ha estado bajo fuego político desde la oposición en el Congreso Nacional. En junio, la oposición anunció que tenía suficientes firmas para iniciar procedimientos para remover a Glas de su cargo.

A mediados de julio, el Consejo Administrativo de la Legislatura se negó a perseguir un caso contra el Vicepresidente.

Sin inmutarse con el revés, los partidos de oposición continúan atacando al Vicepresidente Glas en las acusaciones de corrupción. Las revelaciones sacadas a la luz por las cintas de audio sólo reforzarán los intentos de la oposición de sacar a Glas del cargo.

Contexto internacional

Las crisis políticas se han convertido en la nueva normalidad en las Américas este año. Los ejecutivos de Brasil, Estados Unidos, Venezuela y ahora Ecuador enfrentan graves desafíos.

En Brasil, la Cámara de Diputados votará el 2 de agosto si suspende o no al Presidente Michel Temer de su cargo. Esta votación tiene lugar casi tres meses después de la aparición de grabaciones de audio, en las que el Presidente Temer parece coludir para silenciar a un aliado político que fue condenado a 15 años de prisión por cargos de corrupción.

En los Estados Unidos, las conexiones entre el Presidente Donald Trump y la injerencia de Rusia en la carrera presidencial de 2016 son cada vez más evidentes, y su administración está perdiendo poco a poco el apoyo de los republicanos en el Congreso.

En Venezuela, las elecciones del 30 de julio para los miembros de la Asamblea Nacional Constituyente pueden ser el evento que marcó el fin de la democracia en Venezuela. Ya hay informes de que el gobierno del Presidente Nicolás Maduro manipuló el número de votos emitidos en la elección.

Las crisis políticas que han ocurrido en las Américas han revelado debilidades que muchos gobiernos tienen, incluyendo la corrupción, el desprecio por las normas democráticas y el autoritarismo. En los cuatro casos, es posible una victoria para el imperio de la ley y la democracia, pero esa victoria debe lucharse enérgicamente.

Apoye a El Hemisferio donando aquí